Idioma:

Se encuentra usted aquí

Ayesa cumple diez años en India con récord de contratos de metros

Ayesa ha cerrado 2017 con un récord de actividad en proyectos de ingeniería en India, país al que llegó hace diez años -si bien, la filial se creó en 2009- y donde la plantilla supera las 300 personas. Concretamente, la compañía ha logrado posicionarse como una de las tres mayores ingenierías en el ámbito del transporte ferroviario.

Y es que este sector está teniendo un gran desarrollo en India, siendo el país que, junto a China, está haciendo el mayor esfuerzo inversor para aumentar sus capacidades y poder atender a una creciente población urbana de 500 millones de personas.

Actualmente, la compañía está trabajando en dieciséis contratos en diez ciudades con metros en construcción. Recientemente, se ha inaugurado la primera fase del Metro de Lucknow, con 21 kilómetros, y en el que Ayesa ha llevado a cabo supervisión de las obras, liderando un  consorcio multinacional.

Su ejecución se ha realizado en un tiempo récord en el mundo y ocho de sus 22 estaciones han obtenido la calificación platino en materia de sostenibilidad.

Otros proyectos en los que Ayesa es responsable del diseño son las líneas 7 y 12 del Metro de Mumbai, Calcuta, Jaipur, Noida, Bangalore o la Línea 8 de Delhi. Esta última infraestructura está llamada a ser la quinta que más pasajeros mueva del mundo una vez que termine la cuarta fase.

José Luis Manzanares Abásolo, vicepresidente de Ingeniería del grupo, destaca que “las expectativas de seguir creciendo en India son elevadas, debido a la consolidación de Ayesa como una ingeniería local, pero con el respaldo y experiencia de un grupo que tiene presencia en 16 países y ha participado en más de 2.000 kilómetros de proyectos ferroviarios”.

Junto a ello, señala que “otros sectores donde pondremos el foco en el futuro serán agua y desalinización, así como las smart cities”.

Además de sistemas ferroviarios, la compañía también está participando en proyectos de carreteras como en la supervisión de la vía rápida Agra-Lucknow, la más importante de India, con unos 300 kilómetros de longitud.